La creatividad e innovación de Boroa con Mondelèz Internacional

Momentos del evento con Mondelèz Internacional

13 dic La creatividad e innovación de Boroa con Mondelèz Internacional

La creatividad e innovación de Boroa participó en el encuentro de estrategia de Mondelèz Internacional en Bilbao con ejecutivos de ventas y marketing de grandes superficies en el Euskadi, en el contexto de la presentación de la nueva línea de productos del grupo.

Iñigo Elorriaga y Vitalie Nofit pusieron de manifiesta la gran importancia de esa actitud constante por renovar y crear nuevos platos, trabajar por una presentación que incite al comensal a probar, sin perder nunca el norte la elaboración de productos cercanos y de las recetas que nos identifican con nuestro entorno.

Nuestros chefs insistieron en su demostración culinaria en estos conceptos que inciden directamente en mantener una propuesta atractiva del restaurante de forma permanente, al mismo tiempo que enriquece el trabajo en equipo e incentiva el afán de superación en el restaurante. Una línea de trabajo y una actitud que han de mantenerse constantes y que, en el contexto de la reunión promovida por Mondelèz Internacional, explicaron que es aplicable a cualquier sector, no es algo exclusivo de la cocina y la gastronomía, sino que tiene vigencia también en el sector de Alimentación y en cualquier otro.

En la linea de su exposición, Iñigo y Vitalie realizaron un showcooking con dos platos relacionados con los desayunos, dentro del motivo central del encuentro de Mondelèz Internacional de innovación en su estrategia que denominan Breakfast Challenge.

Por un lado, “Amanita y trufa en huevo de cristal sobre nido crujiente”, una visión actualizada de uno de los protagonistas de cualquier desayuno, el huevo. Se trata de un plato inspirado en la estacionalidad del otoño-invierno, que viene a ser un trampantojo con una cáscara de huevo comestible y una yema que es una esferificación de hongo y trufa.

Y, por otro, partiendo de una receta tradicional, una “Tarta de queso” enriquecida con membrillo de la cosecha propia de nuestro restaurante Boroa y frutos rojos, con un chantilly de chocolate  blanco y cobertura del mismo chocolate.